januzina:

Nicol Wichol, tiempo de ensuciarse las manos. 

(via expressionofthemind)